portada post

¿Es importante realizar un control de nuestros gastos?

27.9.22
Info útil para padres

La falta de control de nuestros ingresos y gastos es uno de los principales problemas financieros de la sociedad, a diario consumimos productos innecesarios o vivimos por encima de nuestras posibilidades por falta de conciencia y organización de nuestros gastos. 

En este artículo te ofrecemos conocimientos y herramientas de gran utilidad para la gestión y control de tu dinero.

¿Por qué es importante tener un control de gastos?

Conseguir el control de gastos nos ofrece numerosas ventajas financieras y un mayor bienestar a la hora de tomar decisiones en nuestra vida. Toda la información que recoge el control de gastos nos permite conocer si debemos o podemos invertir y gastar en determinados aspectos. 

¿Cómo hacer un control de gastos e ingresos?

Para conseguir hacer un control de gastos e ingresos se debe calcular cuánto dinero entra (ingresos totales) y sale (gastos totales) cada mes de nuestra cuenta, como por ejemplo, nuestro salario, las cuotas del alquiler, etc. 

¿Cómo organizar mis ingresos y gastos en Excel?

Se recomienda plasmar nuestros ingresos y gastos mensuales en una plantilla Excel como la que adjuntamos al final del artículo. Se recomienda completar a final de cada día para así tener un mayor control y organización sobre nuestros gastos totales. Esta plantilla Excel es totalmente gratuita y se puede descargar desde el botón inferior de este artículo. Además, en la actualidad contamos con aplicaciones como Monefy o Wally que nos permiten calcular y gestionar nuestro capital de forma sencilla.

La Ley del 50/30/20

Cada vez que hablamos de finanzas, lo primero que se nos viene a la mente es: ¿cómo manejar mejor nuestro dinero?, ¿cómo debemos gastar nuestro dinero?, ¿cuánto debemos ahorrar?, ¿Distribuimos de manera adecuada nuestro dinero?... 

Se hace difícil y abrumador obtener respuestas a todas estas preguntas, es por ello que el equipo de Cresory quiere hablarte sobre una regla muy conocida que ayuda a lograr una mejor planificación. Hablamos básicamente de la ley 50/30/20.

¿Cuál es la ley del 50/30/20?

Se trata de una estructura de distribución financiera que divide tus ingresos mensuales en tres apartados o categorías diferentes, tal que el 50% corresponde a tus gastos esenciales (necesidades), un 30% cubre tus gastos extras (caprichos) y el 20% restante para ahorros e inversiones.

¿Cómo se aplica la ley del 50/30/20?

Su aplicación consiste en dividir nuestros ingresos en tres categorías:

Ingresos y gastos

Gatos esenciales: hacen referencia a la compra de productos alimenticios, gastos del hogar como un alquiler o hipoteca o bien impuestos si la tienes ya comprada. Otro ejemplo de gasto esencial sería la energía y el agua. Podemos incluir incluso en caso de tener una cuota mensual por un vehículo, los pagos mínimos.

Gastos extras: En este 30% incluiremos cuotas como la del gimnasio, Tv, suscripciones, internet fijo o salir a cenar y ocio. Podemos agregar también costos o gastos puntuales.

Ahorro e inversión: dentro de esta última fracción de nuestros ingresos, correspondiente al 20%, debemos de conseguir que estos contengan un ahorro de emergencia (colchón financiero) y dinero disponible para retirar en cualquier momento. Según la teoría, estos ahorros deberán ser suficientes para cubrir alrededor de 6 meses de gastos básicos.

 

¿La ley del 50/30/20 es la mejor forma para ahorrar dinero?

La Ley del 50/30/20 funciona con gran parte de la población , ya que se estima que el 90% de los ingresos mensuales de un empleado es gastado. La mayoría de las personas no diferencian entre gastos esenciales y no esenciales y es que, la verdad que afecta a hombres e hijos es que los gastos que llamamos obligatorios siempre crecen en proporción a nuestros ingresos si no hacemos algo para evitarlo. 

En conclusión, es sumamente importante y fácil llevar a cabo un control de gastos, siempre y cuando lo dejemos todo apuntado mensualmente en una plantilla. 

Recibe el Excel gratuito que hemos elaborado para llevar a cabo un control exhaustivo de tu dinero y así mismo aplicar en tu día a día la ley del 50/30/20.

¡Conectemos!